QUICHE SIN HOJALDRE

 

El quiche es una especie de tarta salada rellena de verduras, bacon y otros ingredientes de origen francés, normalmente se hace con hojaldre o masa quebrada, pero os traemos una receta para hacer una exquisita quiche de las nuestras, LOWCARB.

 

Ingredientes: Cuatro champiñones grandes, aceite de oliva, mantequilla, espinacas, 6 huevos, sal, pimienta negra y 200 gramos de nata líquida.

La nuestra la hemos hecho rellena de espinacas y champiñones, pero como siempre os decimos, podéis echar lo que más os guste o lo que tengáis por casa. Os animamos a probar distintos ingredientes y a que compartáis vuestros comentarios para darnos más ideas.
Se refríen cuatro champiñones grandes con aceite de oliva. Por otra parte rehogamos espinacas con un poco de aceite.
En un bol mezclamos 6 huevos y 200 gramos de nata líquida, a este bol le añadimos los champiñones y las espinacas, un poco de pimienta negra y sal. Untamos un recipiente con mantequilla y vertemos la mezcla y ponemos queso por encima. Al horno 190 grados durante 20 minutos.

LASAÑA LOWCARB

Hoy traemos una receta de lasaña apta para dietas bajas en hidratos de carbono, dietas cetogénicas, sin harina, que está muy buena, podéis añadir los ingredientes que más os guste, y después de comer un buen trozo no te sentirás tan pesado como cuando comes una industrial, además de que le estás haciendo un gran favor a tu cuerpo, y por ende, a ti.

Dicen los entendidos que para saber cuándo dejar de comer, el truco es llegar a un punto en el que estando saciado y sin hambre puedas salir corriendo si te hiciera falta.

Tenéis un vídeo de 2 minutos de la receta aquí:


Ingredientes: Champiñones o setas, aceite de oliva, queso mozarella, calabacines, cebolla, queso parmesano.

Cortamos el calabacín en láminas, podemos usar un pelador y se hierve durante 5 minutos en un recipiente con agua.
Cortamos la cebolla, la refreímos con aceite y añadimos las setas. Después añadimos las gambas.
En un recipiente adecuado vertemos un poco de aceite y vamos colocando las tiras de calabacín, encima ponemos el relleno de cebolla, calabacín y gambas y también ponemos el queso mozarella y el parmesano. Este proceso lo repetimos para hacer dos o tres capas, depende de como nos guste. En la última capa cubrimos con queso parmesano y orégano. Por último al horno 25 minutos, 180 grados, y 5 minutos más para gratinar.

Deseamos que os guste, lo bueno de esta receta, es que teniendo calabacín y queso, podemos añadirle los ingredientes que tengamos por la nevera y crear nuestra propia receta de lasaña.

 

Pulpo a la gallega o “a feira”

IMG_1746Hoy pulpo a la gallega, o como dicen los gallegos, que al fin y al cabo son los creadores de la receta y los que mejor la hacen, pulpo a feira. El valor nutricional es excelente para alimentación baja en hidratos, por cada 100 gramos de producto tiene 89,80 Kcal, 17,9 proteínas, 1,4 de hidratos de carbono y 1,4 de grasas. A nosotros nos gusta mucho, y mi gente más cercana, que siempre me dicen la verdad, me comentan que me sale muy bien, así que, a pesar de que sigo pensando que no le hago nada especial, os paso la receta. Aquí el vídeo de la receta:

Lo primero es el pulpo.

Si lo compras congelado solo hay que esperar a que se descongele a su ritmo en el frigorífico, normalmente de un día a otro, si lo compras fresco es mejor congelarlo al menos un par de días,este es uno de los trucos para que salga tierno.

El tamaño.

Lo que no te gusta, no me gusta elegir. Normalmente se compila en Alcampo o uno congelado que tiene el Lidl, ambos de precio parecidos y buenos resultados.

En un recipiente suficientemente grande con agua hirviendo, añado 2 ó 3 hojas de laurel y una cebolla grande y una media en una pequeña cortada por la mitad. Metemos y sacamos el pulpo tres veces para “asustarlo”, aunque ya sea el pobre ni se siente ni la almohadilla, ni el aire ni el barco, ni después se dejará dentro del recipiente entre 35 y 45 minutos a fuego fuerte hasta que esté tierno, se puede ir pinchando y comprobarlo, pues depende del tamaño del tiempo. Describe el caso y se corta, yo suelo cortarlo con las tijeras, lo que es más rápido, así como también, dejarlo reposar y enfriar un poquito, que si no os quemaréis .

Por último, yo mezclo sal gorda, pimentón dulce y pimentón picante, se espolvorea por encima y le dice por último aceite de oliva virgen extra. Esto es un gusto del consumidor, más o menos picante. A disfrutarlo.

Pizza sin harina buenísima, cetogénica, KETO

Receta de pizza sin harina.

Empecemos por una de mis favoritas, una pizza que no lleva harina, sanísima, buenísima, y éso que a mí no me gusta la coliflor. Os dejo un enlace a un vídeo donde se ve el proceso.

Ingredientes:

Una coliflor (cuanto más grande, mayor será la pizza)

150 gramos de queso mozzarella o cualquier otro (mira la etiqueta, si no tiene ningún E-lo que sea, mejor, el queso suele ser leche, cuajo y sal).

Un huevo (nosotros utilizamos ecológicos o camperos, ¿sabes diferenciarlos?, el primer número que aparece en el huevo te dice cómo se han criado, el 0 y el 1 son los mejores).

codigo-huevos--644x450

Sal

Tomate frito (nosotros lo hacemos casero, tomates buenos, aceite de oliva virgen extra y sal).

Los siguientes ingredientes pueden variar depende del gusto, os indicamos los que utilizamos en esta pizza:

Cebolla, pimiento rojo, gambas, mejillones, salmón ahumado y orégano.

Vamos al lío:

Primero rallamos la coliflor, nosotros usamos la Thermomix.

En un recipiente, mejor una fuente de cristal o porcelana, 8 minutos a máxima potencia en el microondas. Una vez que termine, dejarlo enfriar un poco y escurrir todo el agua que podamos, usando un escurridor o envolviendo la coliflor con un trapo limpio y apretando para que escurra.

Mientras rallamos 150 gramos de queso.

Mezclamos la coliflor, el queso y el huevo

Precalentamos el horno a 180 grados.

Estiramos la masa sobre un papel de horno, lo ponemos en la bandeja y lo metemos al horno durante 20 minutos.

Pasado el tiempo, sacamos la base y añadimos el tomate frito, verduras y todos los ingredientes que deseemos, terminando con el queso y el orégano, nosotros usamos mozzarella, y gratinamos 5 minutos a 180 grados.

Y listo, cortarla y disfrutarla.

Algunos consejos:

Después de hacerla muchas veces, el tema de escurrir bien la coliflor es importante.

Al estirarla darle la forma que os guste, redonda, cuadrada…

El grosor también al gusto, lógicamente cuanto más fina “menos peso aguantará” y se romperá antes, y me refiero al peso de los ingredientes que le pongamos, jejeje.

Normalmente nos la comemos en plan finos con cuchillo y tenedor, pero si la ponéis más gordita se puede consumir con la mano.

A diferencia de la normal de harina, nos sentimos mejor, no acabamos tan hartos ni pesados, y comiendo así, hemos perdido grasa. Además es una forma de comer verduras para los que nos gustan menos, y personas alérgicas a la harina, celíacos o intolerantes es una variable para que puedan consumir pizza.

Deseamos que os guste.