Pizza sin harina buenísima, cetogénica, KETO

Receta de pizza sin harina.

Empecemos por una de mis favoritas, una pizza que no lleva harina, sanísima, buenísima, y éso que a mí no me gusta la coliflor. Os dejo un enlace a un vídeo donde se ve el proceso.

Ingredientes:

Una coliflor (cuanto más grande, mayor será la pizza)

150 gramos de queso mozzarella o cualquier otro (mira la etiqueta, si no tiene ningún E-lo que sea, mejor, el queso suele ser leche, cuajo y sal).

Un huevo (nosotros utilizamos ecológicos o camperos, ¿sabes diferenciarlos?, el primer número que aparece en el huevo te dice cómo se han criado, el 0 y el 1 son los mejores).

codigo-huevos--644x450

Sal

Tomate frito (nosotros lo hacemos casero, tomates buenos, aceite de oliva virgen extra y sal).

Los siguientes ingredientes pueden variar depende del gusto, os indicamos los que utilizamos en esta pizza:

Cebolla, pimiento rojo, gambas, mejillones, salmón ahumado y orégano.

Vamos al lío:

Primero rallamos la coliflor, nosotros usamos la Thermomix.

En un recipiente, mejor una fuente de cristal o porcelana, 8 minutos a máxima potencia en el microondas. Una vez que termine, dejarlo enfriar un poco y escurrir todo el agua que podamos, usando un escurridor o envolviendo la coliflor con un trapo limpio y apretando para que escurra.

Mientras rallamos 150 gramos de queso.

Mezclamos la coliflor, el queso y el huevo

Precalentamos el horno a 180 grados.

Estiramos la masa sobre un papel de horno, lo ponemos en la bandeja y lo metemos al horno durante 20 minutos.

Pasado el tiempo, sacamos la base y añadimos el tomate frito, verduras y todos los ingredientes que deseemos, terminando con el queso y el orégano, nosotros usamos mozzarella, y gratinamos 5 minutos a 180 grados.

Y listo, cortarla y disfrutarla.

Algunos consejos:

Después de hacerla muchas veces, el tema de escurrir bien la coliflor es importante.

Al estirarla darle la forma que os guste, redonda, cuadrada…

El grosor también al gusto, lógicamente cuanto más fina «menos peso aguantará» y se romperá antes, y me refiero al peso de los ingredientes que le pongamos, jejeje.

Normalmente nos la comemos en plan finos con cuchillo y tenedor, pero si la ponéis más gordita se puede consumir con la mano.

A diferencia de la normal de harina, nos sentimos mejor, no acabamos tan hartos ni pesados, y comiendo así, hemos perdido grasa. Además es una forma de comer verduras para los que nos gustan menos, y personas alérgicas a la harina, celíacos o intolerantes es una variable para que puedan consumir pizza.

Deseamos que os guste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: El titular del sitio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad